Se reactivan pedidos de leasing y demanda de maquinaria usada, como nunca antes